Declarada de utilidad pública según la ley de 2007/22 Junio

IRSE ARABA INSTITUTO PARA LA INCLUSIÓN SOCIAL

BARATZAIN

BARATZAIN

La educación ambiental contribuye a construir una relación de las personas con el entorno natural más justa, respetuosa y sostenible, a fin de garantizar para las generaciones venideras la conservación de los recursos y del planeta, convierte además a las personas en agentes que participan en la propagación de la idea de desarrollo sostenible.

Es una herramienta muy útil con la que promover una respuesta educativa desde el ámbito comunitario a la crisis ambiental global. También puede dar respuesta al proceso de desarraigo con el medio natural, de las personas que viven en contextos urbanos.

La actividad hortícola como recurso de educación ambiental, favorece el acercamiento a los procesos y formas de producción de nuestros alimentos.

  • Ayuda a sensibilizar sobre hábitos alimenticios y de consumo más saludables y sostenibles, y a fomentar el consumo de alimentos ecológicos de origen local.
  • Permite conocer las características de las variedades que se cultivan en el entorno local a lo largo del año, adquirir conocimientos y habilidades sobre técnicas hortícolas y de jardinería, conocer las bases de la agroecología, y aplicar en un entorno real las técnicas adecuadas para el cultivo de las hortalizas y verduras básicas que incluye nuestro patrón cultural de alimentación.
  • Posibilita el aprendizaje activo y vivencial, poniendo a nuestro alcance un amplio abanico de conocimientos relacionados con los alimentos, la nutrición y el medio ambiente.
  • Facilita el reconocimiento del trabajo de las personas que se dedican al sector hortícola, su contribución a la provisión de alimentos, conservación de la biodiversidad y de la identidad cultural.
  • Fomenta actitudes respetuosas que pueden replicarse en diferentes situaciones del entorno personal y comunitario, facilita la creación de lazos afectivos con el medio natural y la biodiversidad del entorno, de forma que la persona pueda desarrollar el interés por su conservación y cuidado.
  • Promueve la reflexión sobre las repercusiones sociales y ambientales que genera nuestra forma de consumo y el derroche de recursos naturales, fomentando la reutilización y reciclado de materiales.
  • Permite generar espacios de encuentro en torno a la actividad productiva, favoreciendo el aumento de la participación e interacción social y el sentido de pertenencia.
  • Facilita la adquisición de habilidades organizativas, de planificación y de resolución de conflictos.
  • Fomenta actitudes de colaboración, la capacidad de sensibilizarse con las necesidades de las demás personas, y de exponer y defender las propias a través del trabajo cooperativo.
  • Favorece la transmisión de valores como la solidaridad, el compromiso, la responsabilidad, el respeto por el entorno natural y por las personas, la constancia en el esfuerzo, o la creatividad para la resolución de situaciones-problema.
  • Mejora las habilidades sociales y de comunicación.
  • Aumenta la empatía y la capacidad de comunicarse con el entorno y con las personas.
  • Promueve el sentido crítico y la capacidad de reflexión, mejora la capacidad de generar alternativas creativas y la toma de decisiones.
  • Propicia el desarrollo de la iniciativa, y de la autonomía en el desarrollo de las tareas
  • Incentiva el espíritu de superación y la perseverancia en la persecución del logro, como consecuencia se genera un aumento de la autoestima, de la confianza en las propias posibilidades y de la motivación

Destinatarios

Niños, niñas y adolescentes entre 3 y 16 años, que residen en la ciudad con sus familias y cuya situación personal y socio‑familiar ‑en dificultad o en riesgo‑ es susceptible de mejora cualitativa mediante la participación en este Programa

Familias con hijos o hijas entre 1 y 16 años en situación de desprotección moderada. Niños, niñas y adolescentes de entre 10 y 18 años que presentan un conjunto de indicadores de riesgo o bien en los que confluyen factores sociales, familiares y/o personales que ponen en dificultad o peligro su pleno desarrollo personal y social.

Personas menores de edad que deben cumplir una medida judicial

Objetivos Específicos

  • Mejorar el equilibrio personal (afectivo, emocional) de los niños, niñas y jóvenes atendidos.  Entrenar habilidades personales y sociales, a partir de sus recursos y centros de interés.
  • Adquirir actitudes y aptitudes adecuadas, de cara a un desarrollo físico y psíquico saludable (deporte, higiene, etc.). Desarrollar su psicomotricidad, su capacidad cognitiva (optimizando su proceso de formación académica, cultural, socio‑laboral).
  • Promover su participación activa en su entorno comunitario: recursos socio‑culturales, ocio, deporte; grupos organizados, amistades, etc.
  • Promover la integración laboral de las personas jóvenes y su autonomía personal desde un entorno motivador y estimulante.
  • Facilitar la normalización, proporcionándole al niño, niña o adolescente un entorno estimulante y normalizado.
  • Reforzar la capacidad de la familia para enfrentarse de manera eficaz a los problemas y al manejo de las situaciones de estrés.
  • Dotar al núcleo familiar de una serie de recursos que hagan posible mantener su unidad garantizando el bienestar infantil y capacitando a los padres/madres de los recursos y competencias necesarios para la adecuada atención de sus hijos/as.
  • Apoyar procesos individualizados donde se potencien las capacidades y se palien posibles retrasos o déficits cognitivos, motivacionales, conductuales, etc. que presenten los/as jóvenes.
  •  Desarrollar una atención y educación personalizada e integral, atendiendo a sus necesidades, dificultades, momento evolutivo y capacidades mediante la integración en los diversos contextos de interacción (familia, escuela, vida social, etc.).
  • Llevar a cabo una labor de preparación de los/as atendidos para su integración en otros contextos, satisfacción de sus necesidades y desarrollo de sus potencialidades.
  • Apoyar su proceso de socialización y favorecer su integración social en los recursos y redes sociales.
  • Ofertar una atención integral a las personas menores de edad que deben cumplir una medida judicial, ofreciendo una intervención educativa orientada hacia la normalización, el desarrollo personal y el tránsito a la vida adulta.
Subir al comienzo de p�gina